UPDATES

domingo, 6 de diciembre de 2009

Caso Isabella: La historia del asesinato de una niña que conmueve a Brasil




El 29 de marzo de 2008 fue encontrada muerta la menor de cinco años luego de haber sido estrangulada y lanzada desde un sexto piso. La investigación apunta al padre y a la madastra, quienes permanecen detenidos a la espera del cierre de la investigación.


SAO PAULO, abril 26.- El dramático asesinato de una niña que fue estrangulada y lanzada por la ventana desde un sexto piso ha estremecido a Brasil. Se trata de Isabella de Oliveira Nardoni, de cinco años, quien fue encontrada muerta el pasado 29 de marzo afuera del edificio de su padre.

El crimen ha generado tal revuelo, que los medios cariocas lo han llegado a comparar el crimen con el caso Madeleine, la niña británica que desapareció de un resort en Portugal. Y es que las coincidencias saltan a la luz: Los principales sospechosos del asesinato son los padres de la pequeña, son parte de una acomodada familia y encontraron restos de sangre en el auto familiar.

Las extrañas circunstancias del crimen han acrecentado el interés de los medios y la población. La niña vivía con su madre y cada 15 días visitaba a su papá. En el cuarto que éste tenía para ella, la protección de la ventana fue cortada para lanzarla, pero además, la policía encontró rastros de sangre en una prenda recién lavada y vecinos dijeron haber escuchado gritos de la pequeña durante la noche del crimen.

Las pericias al cuerpo determinaron que no murió producto de la asfixia, sino que agonizó cerca de 30 minutos mientras los servicios de urgencia trataban de reanimarla.

La atención del denominado “Caso Isabella” está puesta en los padres de la menor Alexandre Nardoni, de 29 años, y en su madrastra, Anna Carolina Jatoba, de 24 años. Ésta última participaron de la reconstitución de escena, en la que también estaban el padre y la hermana de Nardoni, dos vecinos, el conserje del edificio, el personal de rescate y de la policía.


Y es tanto el interés mediático que se ha desatado, que se han debido tomar precauciones especiales para asegurar el normal desarrollo de la diligencias, que incluso el espacio aéreo del sitio del suceso permanecerá cerrado para que no puedan acercarse los helicópteros de las cadenas televisivas.

El padre ha sostenido que la noche del crimen dejó a Isabella en la cama antes de bajar al estacionamiento del edificio para ayudar a su esposa y a sus otros dos hijos. Al regresar notó que la niña había desaparecido. Su tesis es que un ladrón entró en el departamento y la arrojó por la ventana, sin embargo, el portero afirmó que nadie entró al edificio, no se perpetró ningún robo, la policía dijo que la puerta no fue forzada y vecinos aseguraron haber escuchado gritar a la niña “¡Detente papá!”.

El viernes pasado, la niña habría cumplido seis años. Ese mismo día, el padre y la madrastra declararon por largas horas ante la fiscalía, mientras en la calle cientos de personas se agolparon para increpar a la pareja y gritarles “asesinos”.

Tras las diligencias, ambos fueron detenidos y declarados sospechosos del asesinato. Nardoni se defendió afirmando que “nunca le había puesto un dedo a su hija”, mientras que la madrastra insistía en su inocencia.

Las manifestaciones de repudio por el crimen de Isabella no se han detenido. Este lunes una protesta en la casa de los padres de la madrastra terminó con tres detenidos y miles de personas participaron en una misa al aire libre en memoria de la menor.

En el transcurso de la investigación también declararon el abuelo y una tía de la niña, Antonio y Cristiane Nardoni. Ambos son abogados y versiones de prensa sostienen que son cómplices del crimen y sabrían con anterioridad las intenciones de asesinarla.

Se han realizado dias despúes la reconstitución del crimen aislando 20km de radio desde el departamento donde la pequeña fue asesinada. Para este hecho utilizaron un manequí del tamanho y peso de la niña y ataron los pulsos de la muñeca para poder sujetarla bien y descubrir si realmente fue de esa manera que arrojaron a la pequeña. También verificaron si las manchas de sangre de la pared del edificio coincidian con las manos de la niña y la conclusión fué que realmente la madrastra y el padre realmente fueron los culpables aunque ambos no admiten la culpa, siguen admitiendo de que alguien hizo esa barbaridad, ambos se declaran inocentes.


La madrastra habia golpeado a Isabela dentro del auto al llegar al departamento, en la cabeza con su anillo que coincidió exactamente en los examenes periciales; la niña se desmayó y sangraba mucho asi que la pareja decidieron armar una coartada. Mientras la madrastra permanecia en el vehiculo en el estacionamiento del departamento con su hijo, el padre de esta la llevaba con un trapo en la cabeza. Luego la madrastra un tiempo despues se sube al departamento donde la pequeña reaccionaba, el padre le arrojó contra un sofa y la madrastra la estrangulaba.

Nuevamente inconciente Isabela, la pareja desesperada crearon su historia, el padre corto las redes de protección de la ventana del departamento con unas tijeras y luego cargo la niña donde la tiró por la ventana.

Después solo crearon la encenación de que había entrado un bandido en la casa. No había indicios de robo, asi que obviamente concluyeron un asesinato cruel e impedioso contra una pobre niña indefensa y llena de vida.

El motivo del asesinato según los investigadores era "celos" de la madrastra por parte de la ex mujer de Allexandre Nardoni.

Isabela era muy querida por todos, el Brasil entero quedó chocado con tal brutalidad y acompañaron paso a paso todas las investigaciones, quien sabe la investigación más increiblemente realizada en el país.

Fuente:
Terra Networks Chile S.A






No hay comentarios: